Bad Bunny hace un viaje por las diferentes etapas de su vida en documental

318

Un documental de poco más de diez minutos de Bad Bunny, en el que el artista puertorriqueño repasa varias etapas de su vida, entre ellas, su sueño de niño de convertirse en una estrella, su repudio a la transfobia y su fe en la juventud, será ofrecido en YouTube.

«Mi sueño siempre fue este: que la gente conociera mi música, que la gente disfrutara de mis creaciones, mis inventos e ideas», expresa el cantante en los primeros minutos del proyecto de la serie «Artist Spotlight Story», dirigido por el puertorriqueño Kristian Mercado.

«Es como yo digo: hay que soñar despierto. Si tú quieres alcanzar tus sueños, tienes que soñar despierto para poder alcanzarlo o tienes que trabajar por ello o tienes que crear o innovar», ahonda Benito Martínez, nombre verdadero del artista.

El documental, filmado en un centro comercial abandonado en Miami, prosigue con Bad Bunny relatando sus primeros pasos en la música, la cual creaba en su casa tras salir de la escuela.

«Ese era mi diario vivir desde chamaquito, imaginar y dejar que la mente se manifieste y si tengo una idea de algo, al menos intentarlo», rememora el joven de 26 años.

Con más de 26 millones de suscriptores en su canal oficial de YouTube, Bad Bunny se cuestiona además «de dónde sale tanta» gente que escucha su música y que la mayoría son personas que no hablan español y que a pesar de ello lo apoyan.

«Se siente bien poder conectarse con personas que no hablan tu idioma, y allí se puede ver el poder que tiene la música, el arte y todo lo que he creado», explica Bad Bunny.

Reflexiona además sobre el cambio de mentalidad que ha tenido al convertirse en una superestrella musical, después de trabajar en un supermercado.

Mientras, el artista resalta presentarse en algunos de los festivales musicales más importantes del mundo, así como ubicar una gran mayoría de sus canciones en los primeros puestos de las listas de temas y discos más vendidos.

Bad Bunny, por otra parte, aseguró que tiene fe en Puerto Rico, especialmente en los jóvenes «y en las nuevas generaciones que van creciendo», tal y como lo vivió en carne propia en el verano del 2019, cuando se unió a otros artistas para exigir la renuncia del entonces gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.