Nuevamente YEMIL detrás de las rejas

814

Esposado de pies y manos, con un abrigo rojo, jeans y chancletas, así salió el reguesero Yerik Yemil Navarro, del Sistema Penal Acusatorio de San Miguelito la tarde de ayer, tras decretársele detención provisional por el presunto delito de violencia de género en perjuicio de Tatiana Vélez.

En una audiencia reservada, a petición de Rigoberto Vargas, abogado de Yemil, la fiscal Digna Castillo presentó elementos de convicción suficientes para que el juez de garantías aceptara la solicitud sobre la medida cautelar de detención.

La fiscal indicó que primero se legalizó la incautación de datos de los teléfonos móviles de la víctima y su madre, que corroboró que hubo agresión.

El abogado de Yemil, aseguró que la medida de detención será apelada, ya que la víctima desistió del caso, y sin acusación no hay proceso que valga, tienen 48 horas para hacerlo y así lo harán.

Añadió que en este caso de Yemil solo se ventila el problema de Tatiana Vélez, no se ventila otro caso, por lo que la medida cautelar del caso anterior no se ve afectada, por ahora.

Valentín Jaén, representante de Tatiana Vélez, manifestó que en la apelación sustentarán todos los hechos. Destacó que el artículo 5 del código procesal penal establece que sin cargos no hay proceso, y si la víctima, en este caso Tatiana, ha señalado que los hechos no se dieron y no le va hacer cargos, no tiene sentido seguir la investigación.

La madre de Tatiana, Yaritzel de Vélez, espera que su hija recapacite y regrese con su familia, está clara en que ella tiene un problema y como madre solo quiere ayudarla.

En las declaraciones de Rigoberto Vargas, abogado de Yemil, aseveró que interpondrán una denuncia contra Yaritzel, madre de la víctima, por violación a la privacidad de la misma hija. Sin embargo, en cuanto a esta denuncia, Wyznick Ortega, representante legal de Yaritzel, respondió que el celular era propiedad de su representada y lo utilizaba la hija.